lunes, 11 de agosto de 2008

Omega

Después de una temporada sin escribir nada (y sin encontrar nada sobre lo que hablar) vuelvo para divagar sobre un disco que descubrí hace poco (aunque el disco es del 96), Omega de Enrique Morente y (en gran parte del disco, pero no en todo) Lagartija Nick. No recuerdo muy bien cómo llegué yo a él, pero menos mal que lo hice.


El disco es una aproximación por parte de Morente a Lorca y a Leonard Cohen (toca por ejemplo "Alelujah", también versioneada por Jeff Buckley y Rufus Wainwright, hasta sale en la banda sonora de Shrek 2) en la que le acompañan (en algunas canciones y en mi opinión las mejores) por Lagartija Nick (para quien no lo sepa son un grupo de rock alternativo, la verdad es que no los conozco demasiado, pero lo solucionaré). Pues bien, solo por la primera canción, la que da título, vale la pena, empieza tranquila para poco a poco ir ganando en intensidad, con esos momentos simplemente acojonantes en los que Morente canta solamente acompañado por la batería... me gusta el flamenco, aunque la verdad no sé diferenciar ninguno de sus palos (sé decir "¡maestro, por bulerías!" y quedar cojonudamente bien) pero esto es otra cosa, es música sin ataduras ni límites. El resto del disco se va moviendo entre el flamenco más ortodoxo y la mezcla explosiva de electricidad y flamenco, todo un alarde de expresividad, de poner banda sonora e interpretar los versos de otros con una intensidad que ya quisieran para sí la mayoría.

Para mí los puntos álgidos son "Manhattan" y "Ciudad sin dueño", sin desmerecer al resto, todo lo contrario (no es fácil quitarse de la cabeza a Morente casi chillando Asesinado por el cielo en "Vuelta de paseo"), ni las canciones más arriesgadas ni las más ortodoxas. "Manhattan" me parece la mejor canción de todo el disco, dramática, oscura (probablemente esta sea la palabra que más he usado, entre Portishead, Woven Hand y demás este blog es la alegría de la huerta), con ese arpegio de guitarra flamenca que aparece de manera constante en las estrofas, la batería repetitiva, marcando el ritmo y con Estrella Morente (si no me equivoco) que cada vez que canta duele. Esta es de esas canciones que a uno le ponen los pelos de punta, que quema. "Ciudad sin dueño" cierra el disco tal y como empezó, suave, con Morente cantando mientras suena un arpegio limpio y poco a poco cómo va subiendo el volumen hasta que termina todo en un pequeño caos sonoro para terminar casi en seco. De todos modos de esta me quedo con la versión que hicieron en el programa Séptimo de Caballería, con un final más cañero si cabe (más abajo se puede ver).

No sé cómo se juntaron para hacer esto, ni quien les presentó, pero les hizo un favor (bueno a Enrique Morente poco favor le hace nadie siendo quien es) y de paso nos lo hizo al resto, hace falta tener lo que hay que tener para hacer un disco así (creo que los puristas le pusieron bonito), esto sí es arriesgar, con dos cojones. Acaban de reeditar el disco con un tema extra en el que canta con Sonic Youth, que no sé como sonará pero si sigue la línea del resto habrá que escucharla.

Manhattan



Ciudad sin dueño (en directo en Séptimo de Caballería)

1 comentario:

Mayec Rancel dijo...

¡Gracias por la sugerencia! Manhattan me ha hechizado, así que voy a pegarle una oída a este disco, porque promete.