miércoles, 27 de junio de 2012

Corizonas en Las Palmas - 17 de Junio de 2012

A petición del amigo Orlando, al que hace tiempo que no veíamos por aquí, voy a hacer un pequeño resumen del conciertazo de Corizonas al que tuve la suerte de asistir el pasado viernes.

Pero antes que nada, un poco de historia. Hace más o menos un año, asistí de casualidad al concierto de una banda llamada Arizona Baby. Tres tíos, Javier Vielba (voz y guitarra), Rubén Marrón (guitarra solista) y Marcos Úbeda (percusión), que deciden hacer una especie de country-rock sureño. En 2005 autoeditaron su primer disco Songs to Sing Along, pero no es hasta el segundo (Second to None, editado en 2009) cuando empiezan a hacerse populares. Precisamente el concierto que vi presentaba este disco (en 2011, a Canarias las cosas llegan más tarde). Recuerdo que fue un concierto muy divertido, con una intro que recuperaba los temas más clásicos del cine del oeste de la mano de la espectacular guitarra del Señor Marrón. También recuerdo que se celebró en un teatro, con la gente sentada, lo cual siempre mata un poco un concierto de rock.

No puedo seguir sin hablar un poco de otra banda: Los Coronas. A estos no los he escuchado en directo todavía, pero puedo decir de ellos que son una banda de surf-rock que lleva bastante recorrido (un tema suyo aparece en la película Airbag por ejemplo). Han sacado siete discos desde 1992 y, si bien son un grupo más bien underground, han alcanzado cierto estatus en el panorama musical español.

Supongo que a estas alturas se estarán preguntando a qué viene toda esta parrafada. Bueno, la cosa es que en 2010, aprovechando que son dos bandas que hacen música típicamente estadounidense, Arizona Baby y Los Coronas participaron juntos en la gira Dos Bandas y un Destino, en la que tocaban juntos temas de ambos grupos, además de versiones de grandes clásicos del rock internacional. Curiosamente, la cosa no se quedó ahí, sino que la amistad que surgió entre ellos, llevo a las dos bandas a unirse el año pasado, formando Los Corizonas, un grupo que, si bien parte del country-rock de Arizona Baby, pasa a estar un poco más elaborado, a mezclarse con el sonido "mariachi" de la trompeta de Los Coronas, y a derivar en un country-rock un poco más destilado y con un sonido mucho más hippie sesentero en algunos temas (véase Run to the River, por ejemplo). Y esta fue la banda que fui a ver el viernes pasado.

Vamos a lío, que se me alarga esto demasiado (Por cierto, puedo despistarme con el orden de las canciones, así que si alguien ve algún fallo que me lo comente y lo retoco). El concierto se celebró, de nuevo, en el teatro Cicca. Empezaron con una intro instrumental en la que iba entrando cada miembro de la banda uno a uno, para pasar a interpretar el tema que da nombre al disco Hey, Hey, Hey (The News Today), para tocar después The Falcon Sleeps Tonight antes de pasar a una versión de Runaway de Del Shannon. Tengo que decir que se les veía un poco de bajona al entrar en el escenario, casi sin ganas, especialmente al Vielba. También el Señor Marrón sonaba un poco coartado, al no tener la libertad que tenía en Arizona Baby. Aún así, aunque no lo parezca, no dejó de ser un comienzo más que divertido. Pero lo mejor estaba por llegar.

Después vinieron The Deciever, Hotel Room y Thieves to Liars. En las proyecciones se hacía patente la nueva imagen de la banda, con videos critando los tejemanejes del sistema político, o fragmentos de películas, con especial énfasis en el western psicodélico/espiritual El Topo de Alejandro Jodorowsky. Y entonces, mientras la banda anunciaba una versión, esta vez Supernaut de Black Sabbath, invitaron al público a ponerse en pie. Curiosamente la gente lo hizo, algo por mi experiencia jodido de ver en un teatro. Y creo que a partir de este momento el concierto, que había sido divertido, pasó a ser apoteósico. Saltos, patadas a micrófonos, gafas volando, cables enredados... Tanto la banda como el público pasaron a estar mucho más metidos en el concierto e incluso a desmadrarse un poco.

Ya con la gente saltando pasaron a temas un poco más optimistas, como I Wanna Believe, I Am (What I Am) o Run to the River, para luego empezar a bajar el ritmo con temas como la impresionante versión de Wish You Were Here o la instrumental El Rancho, para terminar la primera parte del concierto con una versión de Piangi con Me y Run to the Woods.

Y llega la típica pausa en la que se supone que el público tiene que pedir el bis para que el grupo salga de nuevo a tocar. Lo que pasa es que la gente ya está quemada del numerito y cada vez pone menos ganas en llamar a las bandas. En cualquier caso tras unos minutos volvieron a ruedo, con un nuevo solo (cortito) del Sr. Marrón, y la banda, especialmente Javier Vielba, terminando de soltarse la melena. Queen of Hearts y Nothing is Sacred dieron paso al gran final, con el Shiralee de Arizona Baby y finalmente, una versión de I'm Alive con el cantante haciendo de predicador, saltando en medio del público, tirando el micro, sus gafas y con la gente saltando de emoción.

Realmente no queda mucho más que decir. Para mi gusto, The News Today es un disco un poco light, entretenido pero que tampoco es la leche. Sin embargo, en directo gana muchísimo, a pesar de que las charlas de los miembros de la banda resultan un poco pesadas y ensayadas de antemano. Por lo demás, recomiento fervientemente a cualquiera que tenga la oportunidad de verles en directo. Merecen la pena.

Y hasta aquí queda la cosa. Agradecimientos a todos los autores de los vídeos por colgarlos en Youtube. Lamento que no sean del propio concierto de Las Palmas, pero en un teatro no suelen dejar grabar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Menos mal que no fui, parece que dieron un concierto flojo. Eso nunca pasa con Los Coronas.

Orlando Alemán Ortiz dijo...

¡Qué honor!
Gran entrada. Me encanta escuchar música leyendo la historia paralela que acompaña a quien la escribe. Le da otro sentido a las canciones.
Me quedo con la magua de no haber ido a ese concierto, tuviese o no puntos flojos.