miércoles, 25 de junio de 2008

Gritos en el Pasillo


Un prestigioso ilustrador de cuentos infantiles es contratado por el director de un MANIcomio (o asilo para caducados mentales), para decorar las paredes con sus dibujos y mejorar el ambiente del lugar. A pesar de los internos y del personal del asilo (empeñado en garrapiñar a todo lo que se mueve) parece un trabajo fácil para el joven cacahuete, pero las cosas se complican cuando descubre un oscuro pasillo tras el que se escuchan unos gritos escalofriantes.

Si no han oído hablar de Gritos en el Pasillo antes, probablemente a estas alturas les habrán extrañado un par de cosas. Y no, no son imaginaciones, el protagonista es un maní (cacahuete). De hecho todos lo personajes. Y es que Gritos en el Pasillo no es sólo el primer largometraje canario de animación (hecho en Fuerteventura), sino que además es la primera película del mundo hecha con frutos secos.

Y ese es el punto fuerte de la película. No sólo por la originalidad, sino también porque está hecha con la idea de que, siendo una primera película sin presupuesto, sin buenos actores y sin un gran equipo técnico, ha sabido aprovechar al máximo los recursos de que disponían, tomándose en serio a sí misma lo justo para que funcione.

Pero es que encima es una mezcla entre suspense y comedia negra muy bien hecha. Tiene una historia potente y consigue crear un ambiente que ya querrían muchas películas de más presupuesto.

Por lo que tengo entendido, la película ya ha cosechado unos cuantos premios y está consiguiendo un éxito moderado. Lo suficiente para que sus creadores se animen con un nuevo largo: Zombie Western. Así que ya saben. Si aún no la han visto están tardando. De hecho, por dos míseros euros se la pueden descargar desde la propia página de la película.

Trailer


Manises del Caribe (A raíz de la que Gritos en el Pasillo se estrenaba el mismo día que Piratas del Caribe 3)

2 comentarios:

Orlando dijo...

Acabo de verla y no veas lo que acojonan los putos manises ¡la leche! Muy buena. Me ha gustado mucho.

Brillante momento a lo Chuck Norris histérico:
- Un día me agradecerá esto que estoy haciendo, amigo mío. Necesita tratamiento urgente, ¡tiene problemas!
- Déjeme enseñarle mi forma de tratar con los problemas

Y empieza a darle una tunda.

Ube dijo...

¡Yo lo advertí! XDD.

Me alegra que te haya gustado. Como ves, aunque hablamos de cosas raras, cuando las recomendamos lo hacemos en serio. A ver si te animas con alguna más ;).