domingo, 7 de septiembre de 2008

Especial Romero I - La Noche de los Muertos Vivientes


Hace unos días, en el post de Dance of the Dead, Orlando me comentaba que le parecía raro que una película de zombies pudiera ser considerada de culto. Supongo que es comprensible cuando gran parte del género consiste en tíos con maquillaje cutre andando raro y comiendo porquerías. Pero muchas películas de zombies (Shaun of the Dead, Dellamorte Dellamore, 28 Días Después y por supuesto las pelis de Romero) tienen algo más. Son historias sobre gente normal en situaciones extremas y cómo se comportan en ellas. En la mayoría de los casos las películas ni siquiera dan miedo y los zombies son lo de menos, lo importante son los protagonistas y las decisiones que toman para sobrevivir, en muchos casos crueles. Es el tono crítico de estas historias lo que hace que valga la pena verlas (aparte de lo divertidas que son, claro).

En cualquier caso, y en defensa del género, decidí pegarme una maratón de las cinco películas de Romero y comentarlas aquí. Por suerte para mi cordura no encontré a nadie que aceptase unirse a mí, y como ver cinco películas seguidas solo acaba siendo aburrido, las iré viendo y comentando poco a poco. Empezamos por el principio.

La Noche de los Muertos Vivientes


Dos hermanos, Johnny y Bárbara, se dirigen a un cementerio a poner flores en la tumba de su padre, como todos los años. Una vez allí, son atacados por un extraño desconocido. Rápidamente se ponen en fuga hasta llegar a una casa abandonada. Pronto, el sujeto en cuestión rodeará la casa junto a otro grupo de "personas" igual de extrañas.

La Noche de los Muertos Vivientes (1968) es la película que lo empezó todo: se habían hecho películas de zombies anteriormente, pero siempre como personas hipnotizadas. A pesar de ser una película de muy bajo presupuesto, se convirtió rápidamente en un título de culto y redefinió lo que sería el cine moderno de terror. Además (debido a un error del distribuidor original, que olvidó poner el aviso de copyright en la cinta) la película es de dominio público. Ha sido considerada una de las películas más influyentes de todos los tiempos y es una de las 25 películas preservadas en el Registro Nacional de los Estados Unidos por su relevancia cultural.

La película siempre se ha visto como una dura crítica al racismo. A pesar de que Romero siempre ha negado su intención de realizar crítica alguna, resulta curioso que en los años en los que está en alza el Movimiento por los Derechos Civiles (la película se empezaba a distribuir el mismo día en que Luther King fue asesinado) el protagonista fuese un hombre de color (interpretado por el actor Duane Jones) acosado tanto por las criaturas (cadáveres pálidos) como por otros supervivientes, todos blancos.

Aparte de esto, ya como curiosidad, cabe decir que en niguna de las películas (salvo en la versión de 30 aniversario, que es mejor no ver) se comenta el origen de las criaturas y que jamás se las llama zombies.

Y ya lo dejo por hoy, que empiezo a ser cansino. Pero díganme: después de leer esto ¿no les han entrado ganas de ver la película? ¿Ni siquiera un poquito?

6 comentarios:

Orlando dijo...

Espero no haberte causado un trauma xD
Últimamente me paso menos por tu blog, pues aún resta alguna asignatura que resolver en septiembre, pero eso hace más interesante la siguiente visita. En cuanto me libere un poco, lo mismo me apunto a ver alguna peli de zombies o lo que sea ;)
Un saludo
PD: Hay que joderse con el captcha de blogger.. mcozynyh..

Orlando dijo...

Por cierto, una de zombies que me gustó fue la primera adaptación al cine de Resident Evil, aunque allí los zombies eran personas afectadas por un extraño virus creado artificialmente.

Ube dijo...

Jajajaja! Tampoco es eso. Sólo me diste una excusa para escribir del tema xD.

Me estaba quedando sin ideas y me vino bien xDD.

Suerte con lo examenes! A ver si acabas ya!

Mayec Rancel dijo...

¡Yo me habría apuntado a la maratón romeresca!

Hay una cosa que me suena extraña en lo que comentas sobre el copyright (o la falta de él) de esta peli. Por la información que he leído sobre copyrights (y te puedes imaginar que me he informado bastante, por la cuenta que me trae), y resumiendo, el copyright es algo "automático", desde el momento en el que creas una obra, pongas o no lo de "all rights reserved" y demás, que está sólo como recordatorio y para informar de quién tiene esos derechos. También es independiente de que registres o no la obra, aunque los registros se hacen porque permiten demostrar legalmente, si fuera necesario, quién es el creador y/o propietario de los derechos.

Se puede renunciar de forma expresa a algunos (no todos, los hay inalienables) de esos derechos que automáticamente tienes como autor/creador de la obra, pero incluso eso no era fácil hacerlo de forma genérica antes de la creación de las licencias Creative Commons.

Como digo, eso es lo que yo tenía entendido hasta ahora, aunque igual estoy equivocado, y existe un agujero legal por el que sucedió eso con los derechos de Night of the Living Dead. Creo que valdrá la pena investigarlo, si puedo aprender algo nuevo sobre este tema.

Ube dijo...

Yo tampoco estoy muy seguro, pero creo que lo que es au´tomático sin necesidad de registro es la autoría. El registro te sirve sólo para facilitar el demostrar que es obra tuya.

El derecho de copia tiene más que ver con la distribución. Y al no indicar que pertenece a una distribuido concreta... Pues eso.

A mí también me sonó raro al principio, pero la película está entera en Youtube desde hace casi dos años (la habrían borrado ya si fuera ilegal). Además si buscas el dvd en inglés ves que hay un montón de versiones diferentes, todas de distintas distribuidoras. Es super curioso.

Ube dijo...

Va... Estuve buscando un poco más de información sobre el tema. Ni pa ti ni para mí. Actualmente es como tú dices, pero en el 68 en los USA se exigía:

Night of the Living Dead lapsed into the public domain because the original theatrical distributor, the Walter Reade Organization, neglected to place a copyright indication on the prints. In 1968, United States copyright law required a proper notice for a work to maintain a copyright. Image Ten displayed such a notice on the title frames of the film beneath the original title, Night of the Flesh Eaters. The distributor removed the statement when it changed the title. According to George Romero, Walter Reade "ripped us off".