lunes, 2 de marzo de 2009

Amanece, que no es Poco (1988)


Vi esta película hace poco gracias a la recomendación de una amiga, que insistía en que para ver películas raras no hacía falta irse a ver cine oriental, por ejemplo. Según ella, en España vamos bien servidos y me prestó Amanece, que no es Poco, una comedia dirigida por José Luis Cuerda (La Lengua de las Mariposas, Los Girasoles Ciegos, El Bosque Animado...). Y no le falta razón.

Lo primero, la película es un descojono. Lo segundo, no tiene maldito sentido. Imaginen El Sentido de la Vida de los Monty Python, pero sin que la película tenga un objetivo argumental: simplemente consiste en un chiste tras otro, a cual más absurdo (aunque más de uno da la impresión de hacer referencia a la situación política y social en España), todos ambientados en la vida diaria de un pueblecito de la Mancha.

Pueblecito cuya mayor diversión es ir a misa, puesto que el "arte" del párroco genera admiración entre los vecinos. Donde los refugiados políticos un día van en bicicleta, y otro huelen a lomo de santo y cuando no pueden hacer ni lo uno ni lo otro, se tienen que buscar la vida como escritores (eso sí, que no se les ocurra plagiar a Faulkner, que en el pueblo genera devoción). Un pueblo al que llegan disidentes del coro del ejército ruso, un grupo de meteorólogos belgas, un grupo de estudiantes estadounidenses y espías invasores del pueblo de arriba.

Sí, ya sé que lo que he contado no tiene sentido. Pero es que la película es así. Y si les gustan las películas al estilo Monty Python, El Milagro de P. Tinto, etc. denle una oportunidad a ésta, porque no se arrepentirán.

2 comentarios:

Orlando dijo...

Juer... esta me suena habérsela oído nombrar a Garci xD
Hablano de pelis surrealistas, ¿recuerdas Los colegas del barrio?

Ube dijo...

Jajajaja! Sí! La pillé hace años de casualidad en la 2 de noche, creo. Tiene algunos puntos muy burros.